domingo, 6 de noviembre de 2016

¡Apúntate a nuestros encuentros literarios!

Nuestro banquete de hoy

Como podéis ver, en nuestros encuentros no nos morimos de hambre y es que, ahora que estamos dándole duro a la escritura con el proyecto NaNoWriMo, toda energía es poca ¡y el chocolate siempre ayuda!

En la reunión de hoy, a parte de hacer una pequeña introducción y hablar de las mejores herramientas para superar el NaNoWriMo, nos hemos atrevido con un sprint de media hora. ¡Sólo se escuchaban las teclas sonar de manera acelerada! Nos hemos coordinado con otros participantes del proyecto de otros puntos de España conectando con ellos por Discort y el resultado ha sido muy positivo. Aquí en casa la media oscilaba las mil palabras por participante, nada mal.

Como era la primera reunión, hemos empezado flojito. Hemos utilizado ejercicios de Literautas para calentar antes del sprint y han surgido ideas para ejercicios en la próxima.

El elixir de rigor, a parte del café, ha sido el té de naranja y avellana, unos lo han endulzado con azúcar y otros valientes que gustan de degustar todo el sabor del té, lo han bebido con unas gotas de leche e incluso, simplemente el té, sin aditivos.

Han sido cuatro horas de charla literaria y esfuerzo recompensado. ¡Más de mil palabras adelantadas en media hora! Y, ahora, queda leer lo escrito en ese sprint, para agregarle detalles. ¡Un truco para perfeccionar la obra sobre la marcha que puede ayudarte a doblar la cantidad de palabras!

Y ahora... nos queda esperar una semana entera hasta el próximo encuentro, de nuevo en casa de Morgana, con más té, más ejercicios, más risas... ¡y más libros! ¿Os lo vais a perder?